Evocando a Cerrillos
LCFVersión no-erótica de La Cerrillana, escrita en 1993 en Ávila. La introducción es de Carlos Vázquez Iruzubieta y los arreglos de Stephen Robinson. Una zamba naïve que pretendió ser un contrapunto de otras zambas lugareñas que exaltaron con maestría la pasión carnal o la devoción por el vino.



Evocando a Cerrillos

Solo pienso en volver algún día
a robarte otra vez una flor
paraíso de mis fantasías
viejo y triste jardín del amor.
Tras tus cerros se esconde la vida
y un secreto de mi corazón.

Volveré cuando el cielo de enero
me regale entre nubes su voz
la tormenta de mis pensamientos
pasará y volveré a ver el sol.
Cantaré entre la lluvia y el viento,
Cerrillos, esta canción.

No será el vendaval de mis sueños
ni la noche del tiempo final
la que pueda arrancar
la que pueda borrar
mis recuerdos de aquel, mi lugar.
Sé que puedo volver,
sé que puedo vencer
y entregarte de nuevo mi piel.

Tus caminos que aún siguen dormidos
me conducen al mismo lugar
donde reina aún la poesía
y esos ojos parecen brillar.
No hay un solo rincón en el pueblo, mi amor
que no tenga grabada tu voz

Y aunque el tiempo nos haga más viejos
a tus calles y a mi corazón
subiré hasta la punta del cerro
a mirar otra puesta del sol.
Cuando deba partir y me sienta morir,
tu horizonte me hará revivir.

No será el vendaval de mis sueños
ni la noche del tiempo final
la que pueda arrancar
la que pueda borrar
mis recuerdos de aquel, mi lugar.
Sé que puedo volver,
sé que puedo vencer
y entregarte de nuevo mi piel.

Lista de canciones

LCF - 1977
eXTReMe Tracker